En Levante Capital Partners queríamos un embajador que representara los valores del grupo. Un embajador que fuera exigente, perfeccionista, disciplinado, valiente, creativo, soñador, y a ser posible, que fuera un amante del viento. Sabíamos que pedíamos mucho, pero en el momento en el que acabamos de verbalizar todas estas características, nos dimos cuenta de que un nombre destacaba por encima de todos: Gisela Pulido.

Lo que sucedió después queda reflejado perfectamente en el siguiente vídeo. Bienvenida Gisela

 

 

gisela pulido_0778_4